EL BANQUETE RECUPERADO

Lectores, editores, autores… A todos nos gusta pensar que los libros son eternos, que su alma de papel y tinta trasciende los estrechos límites del mercado y los calendarios rutinarios. En realidad, a todos lo que nos encanta es ver como las cosas buenas siempre encuentran su lugar, los enfermos se reponen, la belleza escapa del olvido y la risa de los niños no desaparece nunca. Este idealismo es una forma de amarrarse a la ilusión, pero es tan necesario como respirar.

Y siguiendo con el listado de lo que nos gusta, nos agrada ver que la gente sigue preparando banquetes, comprando en los mercados, paladeando el bullicio que precede a los grandes acontecimientos: una comida con gente a la que hace mucho tiempo que no se ve, una cena con comensales a los que se aprecia o una verbena que da la bienvenida al verano.

Pero este mundo tan colmado de novedades deja poco espacio al doble placer de acudir a lo ya conocido: releer, escuchar un antiguo CD, descorchar la misma botella de siempre, reciclar viejos objetos… Y en esta entrada queremos revindicar que cualquier momento es adecuado para recuperar un banquete (o un libro, o una canción, o un recuerdo). Incluso para regresar a un blog…

文會圖

By Emperor Huizong of Song – “Grand View: Painting and Calligraphy from the Northern Sung Dynasty”, Taipei, National Palace Museum, 2006-12, ISBN 957-562-504-8Transferred from zh.wikipedia; transferred to Commons by Acsakw using CommonsHelper, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=20249660

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s