Música para un banquete

Creo que no soy la única persona que hubiera deseado compartir un banquete (o al menos una copa de vino, o un modesto café) con Mr Cohen. Leonard era un cantante eterno, que llegó a mi vida cuando apenas sabía inglés, que siempre me ha acompañado y me ha inspirado y que de pronto, un buen día, se marchó porque así son las normas del juego.

Precisamente El juego favorito fue el primer libro suyo que cayó en mis manos, y serviría también perfectamente para explicar la entrada de este blog: Leonard Cohen habría acudido a mi banquete favorito. Sin duda. Ahí está toda su poesía, toda su música, acompañándome mientras paso las páginas del último libro, esa extraña joya que se tituló como El libro del anhelo y que recogía poemas, dibujos, frases… un batiburrillo exquisito para comenzar el banquete.

Porque con las canciones de Leonard Cohen los comensales pueden hablar, rememorar, conversar, escuchar. Pueden ausentarse y volver, pueden despedir a sus amantes y luego contar historias de los días pasados. Es un banquete lento, sin prisas, a media voz, un largo banquete que contiene risas, lágrimas, anécdotas, muchos poemas, unas cuantas botellas de vino, cigarrillos y amor.

Y en realidad todo lo que les pueda contar de ese banquete que existe en mi deseo está, seguramente, ya escrito en las canciones de ese elegante hombre vestido de occidental que para combatir la depresión caminaba 1 km y medio cada día por las caóticas calles de Bombay.

Así que lo mejor que se puede hacer es simplemente escucharlo. Volver a su música o escuchar de nuevo el emocionante discurso que pronunció cuando recibió el premio Príncipe de Asturias a las Letras (aquí, en inglés, incluso si no se entiende este idioma, la magia está en su voz).

Es duro terminar este banquete: noviembre nos ha robado más que un personaje, se ha llevado una parte vital de la banda sonora de muchas vidas. Pero hay que saber decir adiós con la última copa: adiós a la vida, adiós a los amantes… Y pocos saben hacerlo con la elegancia y la sabiduría de este caballero canadiense. Goodbye, dear Leonard.

leonard_cohen_2174

By Rama – Own work, CC BY-SA 2.0 fr, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5084296

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s