Un banquete para los ángeles

Ya ha pasado Sant Jordi dejando el rastro tenue de un día primaveral, soleado y lluvioso, y esa extraña convocatoria de libros, flores, gente, mesas, banderas y carteles… Como cada año, el 23 de abril, esa amalgama de pétalos y páginas, deja sonrisas y lágrimas, es decir, un lado luminoso y otro algo más sombrío….

Un banquete mexicano

Ya hemos hecho algún viaje en este blog, y hoy añadimos otro capítulo a ese interminable camino: nos gusta viajar tanto como leer y viceversa. O quizás porque nos guste leer sea que también nos encanta viajar… Las letras y la tierra tienen un vínculo muy fuerte, y eso ya lo sabía Homero cuando escribió…

El banquete es una mezcla

O mezclar es bueno, o mezclar, normalmente, es una operación que proporciona grandes resultados; o, sencillamente, a mí me gusta mucho mezclar. Y encuentro algo adictivo y genial en el hecho de combinar cosas diferentes, e incluso elementos aparentemente irreconciliables para obtener resultados inesperados, distintos y únicos. Esto que les digo lo expresó perfectamente un…

Un banquete infantil

Escribo esta entrada un día que no debería de olvidarse: sería genial que esta fiesta se recordase mucho más a menudo y estuviera más presente en nuestro día a día. Y por eso hoy, cuatro días después, hablo de libros infantiles… Sí, los banquetes también tienen su propio espacio en el maravilloso mundo de la…